La Televidente/4

EL GRAN HERMANO.

INTRO. EXTERIOR – NOCHE
La presentación de la serie es un travelling levemente desacelerado desde dentro del casco de una motoquera en la tarde-noche porteña, pasamos a través de avenidas, túneles y arterias principales con el obturador lento de manera de dejar leves estelas de luz, a medida que se va oscureciendo la escena de la calle -al entrar en callejones más oscuros- vemos el primer plano fluorescente de la protagonista reflejado en el cristal del casco. Sobre estas imágenes van los títulos en tipografía pequeña, blanca y clara. La música es una mezcla de aceleración del motor y música electrónica con un noticiero de radio am sampleado. Estamos en el borde de la ciudad, donde se acaban las vías. Detrás se ve el quemador de una destilería y un grupo de edificios en monoblock. Ya no queda lugar para la ciudad en su programa y lo sabe. Tampoco para su trabajo y sus familiares; es una especie de outsider como el final de Farenheit 451. Salir de la ciudad es salir de dos sistemas de control: Las cámaras de vigilancia y los cajeros automáticos.

EXT – AVENIDA SUBURBANA – ATARDECER
El capítulo comienza en una calle cercana de Dock Sud entre un puente, una bifurcación, la autopista y una calleja que se pierde al río. Vemos venir la moto desde el horizonte y bajar de la autopista hacia la estación de servicio. El color rojizo del paisaje se mezcla con el verdoso de los neones de la estación de servicio.

EXT – ESTACIÓN DE SERVICIO – ATARDECER
Detiene la moto en el surtidor y le pide a un muchacho que llene el tanque. Mientras espera se pone a observar las cámaras de vigilancia. En toda la zona hay cámaras: en la playa, en la caja, en la bajada de la autopista, en la fábrica de enfrente, en un negocio, en la calle. Las imágenes de las cámaras comienzan a repetirse fuera del ámbito del lugar dónde ella está, comienza a recordar todos los lugares donde vio cámaras de seguridad, en la calle, el peaje, el hospital, los negocios.

INT – CAJA DE AM/PM – ATARDECER
Cuando la chica de la estación de servicio le pregunta: “¿Efectivo o tarjeta?”. Mientras le da el dinero ve inevitablemente su mano y su rostro distorsionadas en un quad de monitor de seguridad detrás de la caja. A partir de allí, la imagen se torna azulada y las cámaras comienzan a seguirla.

INT – BAÑO ESTACIÓN DE SERVICIO – ATARDECER
Para evitar ser vista, entra al baño donde hay un gordo comiendo a escondidas un postrecito con el dedo en el pote plástico mientras se mira al espejo (como en la escena de Prénom Carmen de Jean-Luc Godard) ella se baja el pantalón y hace pis en un mingitorio. En la cámara de seguridad solo se ve al gordo.

EXT – ESTACIÓN DE SERVICIO – ATARDECER
A TRAVÉS DE CÁMARAS DE SEGURIDAD

Sale confundida por un costado, pegada a la pared, la cámara la sigue desde arriba a saltos como panean las cámaras de seguridad con motor, como lo hacen en El Gigante de Klier, a veces se les escapa, en la arquitectura del edificio y cambiamos a otra cámara que rota y gira y baja y hace zoom y la encuentra pasando agachada por debajo de una pila de neumáticos, luego, la vemos mejor desde otra cámara siempre desde lo alto, siempre con la imagen robótica con el día y la hora impreso en la imagen. De pronto vemos la moto sola, luego la calle contraria vacía, luego un auto que viene hacia cámara a lo lejos. En el taller ella tira un tacho con aceite, luego un ruido de motor y sobre el cambio de cámara ella sube y arranca la moto, el zoom de la cámara intenta seguirla por la calle que se pierde en el horizonte hasta que se convierte en un punto digital en el paisaje.

INT. – CAJERO AUTOMÁTICO – ATARDECER
Vemos la interfaz de un cajero cuando la manito nos pide que retiremos el dinero. En el reflejo de la pantalla vemos a la protagonista. De un rincón oscuro sale, siempre había estado allí, un hombre adulto, bueno, con barba cana y pregunta si los cajeros tienen dinero. Ella le contesta que si. El sol del atardecer impide ver las letras en la pantalla. En ese momento ella le pregunta: “¿Cree Ud. que el dinero electrónico es una forma de control?”

ENTREVISTA DE PIE EN UN CAJERO AUTOMÁTICO. Doctor/Teórico de los nuevos medios audiovisuales. ¿Por qué necesitamos cámaras de vigilancia? ¿Como convertimos nuestras imágenes en imágenes-máquina? ¿Quien puede comprender el alcance de la mirada de las máquinas? ¿Solo un robot? ¿El cine nos ha adormecido? ¿La televisión nos ha domesticado? ¿La pantalla electrónica nos ha postrado?

— IDA A CORTE —
Imágenes de terrazas y techos con antenas.
[ref.: Los títulos de apertura de Fahrenheit 451 de Truffaut]

INT. – SÓTANO GRANDE – NOCHE
La protagonista recorre los pasillos húmedos de un sótano convertido en pista de baile. El aire está espeso y los cuerpos transpirados bailando que la rodean largan un delicado humo que se hace presente al contraluz de los potentes haces rasantes de la iluminación ad-hoc. Ella se desliza entre las demás personas sin detenerse. La música es una cumbia antigua, modificada con una base electrónica pesada, un electrónico denso y grave. En uno de los pasillos improvisados entre gente y tabiques de maderas (similar a la escena de la Jam Session en El Proceso de Orson Welles) Algo la toma del brazo y la saca a una habitación levemente insonorizada que hace pasar a segundo plano la música de la pista. Alli se encuentra con un músico convertido en realizador. Una especie de Vincent Moon de la Blogotheque, un nuevo realizador de televisión nómade y autodidacta que va con sus equipos registrando bandas de música independientes y subiendo sus canciones a internet.

ENTREVISTA A Músico – Realizador de Video
¿Creés que es posible realizar una televisión urbana e independiente? ¿Cómo hay una industria musical, podemos ver una industria audiovisual que soporte experiencias como las de la blogotheque o sonidoambiente.tv? ¿Cómo sería un canal de televisión digital?

La protagonista se pierde entre la voz del francés, los efectos del cansancio y la música. Por una pequeña puerta de chapa sale hacia un callejón suburbano a orillas del riachuelo, está amaneciendo y la niebla recorta las figuras de los autos y las personas que cruzan por los puentes.

— IDA A CORTE —
Imágenes de una mañana neblinosa en uno de los puentes que conectan la Ciudad de Buenos Aires con Avellaneda. Alguien pasa en bicicleta, un barco carguero con sus luces encendidas, una camioneta, un carrito tirado por un señor, dos personas pasan apuradas. Niebla espesa.

INT – HABITACIÓN DEPARTAMENTO SUBURBANO – MONOBLOCK – MAÑANA
La protagonista se despierta en una habitación de departamento de barrio bajo con el casco de la moto puesto. El casco a su vez tiene un extraño cable que le sale, como un enchufe que llega a una especie de router de adsl. (Es un final como el de Avalon o Nirvana de Salvatores) La protagonista se encuentra en un lugar demasiado real y lo que vivimos con ella pareció por momentos un juego de realidad virtual. Aparenta hacer mucho calor en la habitación y el desorden y las partículas de polvo que se recortan por la poca luz son pequeños indicios de encierro. La cama está deshecha y al levantarse se enreda con una de las sábanas, en un costado de la habitación hay una heladerita que la protagonista abre y toma agua de una botella. Al abrir la heladerita se ilumina la habitación con una luz fría. Una especie de Ellen Ripley del sub-desarrollo.

== FIN ==

sea amable :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.