¿Por qué Ciudad Abierta?

Hoy no es un aniversario particular, pero son las vísperas del 7mo. Festival Internacional de Cine Independiente de La Plata [FICIFF] -aka Festifreak!- y este nos pone en contacto con nuestras pasiones audiovisuales cada año.

Por ello, por lo que a mi me toca, me hace escribir sobre Televisión Argentina, esta vez peor aún sobre Ciudad Abierta, el canal de Televisión Pública del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ciudad Abierta nace a comienzos de 2003 como una experiencia desafiante: poner al aire un canal de televisión público, contemporáneo, de muy bajo costo, en base a la idea geográfica de exploración de un territorio y su cultura. A partir del espíritu creciente de renovación de la pantalla televisiva impulsado por los jóvenes profesionales egresados de las Universidades Públicas de Arte y Diseño y de la factibilidad técnica de los formatos livianos de video digital para salir del estudio.

Televisión Urbana realizada en la ciudad, siempre soleada y predispuesta a mostrarse franca y directa sobre la lente de la cámara que es la pantalla del televidente porteño. Ciudad Abierta es una televisión local, pensada y realizada para Buenos Aires como un medio propio, que ponga a la Micro-Televisión en el Zapping de la TV globalizada. Con el canal de televisión público de Buenos Aires nace la idea de que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es posible, que puede ser viable realizar pequeñas televisiones cercanas organizadas por su radio de influencia. En la tónica de las experiencias de mediados de los setenta del grupo Videofreex en Greetings From Lanesville
o Primer Campeonato Internacional de Silbido.-

Hoy Ciudad Abierta es un canal modesto encerrado dentro del servicio de televisión paga por cable coaxil, pero ya pronto esperamos todos con ansias integre el nuevo servicio público con su frecuencia asignada en el Canal 20 de la Televisión Digital Terrestre.

A lo largo de ocho años de televisión pública urbana de Buenos Aires, el canal a tenido sus altibajos, es cierto. Sus momentos de nacimiento, de crecimiento, de resistencia, de pequeña humildad. Un diminuto, modesto, joven canal. Lo cierto es que para crecer, como una pequeña plantita en el desierto, fue necesario resistir embates y formarse una manera de ser y de hacer televisión.

De los cuatro períodos reconocibles del canal: Nacimiento (2003-2004), Televisión Pública (2005-2006), Señal de Cultura (2007) y Televisión Ciudadana (2011) nos concentraremos en principio en su primer etapa. Como una manera de descubrir el nacimiento de una señal de televisión nueva en medio de un cable devastado por la crisis apareció en el canal 80 un experimento televisivo que conjugaba pequeños clips en video con largos planos en tiempo real de la ciudad y gráfica en pantalla disparada en vivo desde un servidor.

Aquí pueden comparar entre las primeras transmisiones de agosto de 2003 y su versión más acabada de noviembre de 2004 cuando el canal encontró un punto máximo de su primera forma, incorporando programas de dos bloques de diez minutos de duración cada uno. El diseño de pantalla que en 2003 parecía un anuncio electrónico de una vidriera de local de computación en 2004 se une a un sistema y la tipografía, colores y diseños se pusieron en sintonía gracias al trabajo de Jimena Oddi y Uit; como la música y el sonido inconfundible de los hermanitos Federico y Matías Mercuri.. Así también el playlist se hace más complejo y se acelera, contando con miles de pequeños clips de no más de diez minutos. Aquí Claudio Messina junto con el informático Emiliano Schmid desarrollaron un software a medida que leía los playlist de días anteriores y esbozaba las “mejores” selecciones dentro de la Base de Datos de los clips posibles para ese momento de la programación del canal. De esta manera, la pantalla se veía siempre ágil evitando reiteraciones de tipos de clips en una misma hora y en la misma franja horaria de un día para el otro. Además se utiliza la estructura de repetición de programación en base a bloques de 4 horas diurnos (A) y bloques de 4 horas nocturnos (B) a emitirse en un día normal de programación como B-B de 0 a 8 de la mañana, A-A-A de 8 a 20 y B de nuevo de 20 a 0.

Como podrán ver haciendo correr estas dos ventanas en simultáneo, el canal fue trabajando esta forma durante su primer año de vida, estableciendo los parámetros básicos de calidad, diseño y estilo. Aunque todavía le faltaría incluir a un espectro más amplio de ciudadanía y un control menos homogéneo de su pantalla que se trabajaría a partir de la programación del año 2005, en el segundo período del canal, que reseñaremos aquí próximamente…. 

sea amable :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.