El VJ lento de un anciano.

Programar en televisión es elegir el orden de los fragmentos que saldrán al aire. Uno por uno, uno detrás del otro. Aunque Ud. sienta que las cosas se ven a un horario, en realidad son empujadas, una después de la otra para no dejar espacios vacíos – algo prohibido en televisión. Similar a un playlist de mp3 pero con algunas dificultades mayores a la hora de elegir que irá después de cada que. En este caso, la metadata la información escrita, indexable y buscable asociada a cada clip de video es una herramienta fundamental. Muchos canales han automatizado su reproducción que sin embargo debe ser supervisada no solamente a nivel estético sino a partir de las reglamentaciones vigentes, en nuestra televisión a partir de la AFSCA. Por ejemplo, si un canal repite su programación automatizada cada 8 horas, una propaganda que anuncia un estreno esa misma noche quedará inútil a las 3 de la mañana del día siguiente. De igual modo un programa sobre “la secreta trama de la prostitución infantil por internet” sonará desubicado en una repetición a las 10:30 de la mañana del día siguiente.

Ordenar esos fragmentos tiene varios grados de detalle. Normalmente, el televidente ve algo que se llama la grilla televisiva heredada de las tablas de doble entrada del mundo contable. A pesar de existir otras representaciones del tiempo, por ejemplo, la que recuerda al reloj del jefe de estación ferroviaria con sus trenes en punto. Aquí hay un hermoso gráfico en espiral que muestra el ciclo de la señal de la Hora Oficial.

Sin embargo, los programadores de televisión utilizan una grilla similar a la de los usuarios pero con varios grados de detalle. Ordenar el fluir de la programación de a medias horas es una tarea a ver muy lentamente y que es percibida a lo largo de 24 horas, de días y de semanas de dejar correr un canal y sentir sus movimientos. Es, en definitiva, el VJ lento de un anciano que juega velozmente con las sutiles modificaciones de la hora, la temperatura y la mosca del canal, los fundidos a negro o por corte de los cierres de bloque y las placas de pedido solidario, la frecuencia con la que aparecen los ID y la duración de las tandas entre bloque y bloque. En ese estado fuera del tiempo en que el programador siente su canal, va marcando personalmente la pantalla.

Si miran con más detalle aún, pueden observar también los cambios de turno de los operadores del Control Central de un canal (cuando estos no están absolutamente automatizados). Si se fijan bien hay quienes no soportan el tiempo interno de los bloques de los programas y modifican constantemente la pantalla con moscas animadas, temperaturas parpadeantes y adelantos de programas venideros. Otros en cambio, estipulan cierta cadencia armónica a esa capa independiente de la tele con el programa que están emitiendo por debajo. Similar a las sutilezas que podamos sentir al viajar todos los días en una misma línea de colectivo entre un chofer amable y avezado y un joven atolondrado y recién iniciado.

Programar en televisión y operar el Control Central en Vivo y Directo en un canal menos automatizado son las dos formas de regular el pulso de una señal antes del zapping. Y por ello queríamos mencionarlo aquí.

Hasta la próxima.

sea amable :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.